5 de mayo de 2015

El barco fantasma

Aunque hace más de un año que dejé encallar el Otto Neurath, no han dejado de subir pasajeros a él, a un ritmo entre un tercio y un cuarto del que tenía cuando estaba en activo. Sus más de 1500 entradas y los muchos enlaces a ellas constituyen, supongo, una trampa no desdeñable en los buscadores de internet. El caso es que, según el contador Statcounter, a principios de este mes de mayo el blog ha alcanzado el millón de visitas (si bien Blogger afirma que lo alcanzó hace ya varios meses). Gracias a todos, y os espero a un brindis en el infierno.
.